Ray Barretto, un superhéroe: Genio del Latin Jazz y de la Salsa

Hacer la transición de los guetos de los barrios latinos de Nueva York a las alturas del mundo de la música requiere un carácter enorme. Tal es el caso de Ray Barretto.

Sin alejarse de sus raíces, fue un gran admirador del swing, jam, jazz y las figuras más notables de los géneros, como Cal Tjader y Dizzy Gillespie. Hizo suyos estos géneros, destacándose como un gran vocalista.

Su carrera adquirió una nueva dimensión en 1967, cuando reemplazó a Mongo Santamaría en la Orquesta de Tito Puente, con quien grabó su primer álbum, Dance Mania. El éxito del álbum sentaría las bases para su futura carrera profesional.

El nombre Ray Barretto quizás no tenga la mística seductora de otras estrellas de la Fania como Héctor Lavoe, pero el conguero y director de orquesta estadounidense grabó algunos de los discos más explosivos del género afrocaribeño: Indestructible.


Entre 1968 y 1975, Barretto grabó un total de nueve álbumes en el sello Fania, el cual ayudó a crear. Era un artista sensible, abierto a todas las corrientes y manifestaciones musicales, lo que le permitió experimentar con los muchos ritmos diferentes que infundía con su estilo único.


El legado musical de Ray Barretto incluyó el grammy al Mejor Álbum Latino en 1989 por Ritmo en el Corazón, que grabó con Celia Cruz.


Uno de sus mejores discos es Acid, Barretto estableció firmemente una reputación por sí mismo como un innovador por derecho propio. Al igual que la droga en sí, Acid tuvo una influencia de expansión mental en todos, permitiendo que una ventana mucho más audaz y ecléctica se deslizara en la escena musical latina de Nueva York.


Mucho menos psicodélico que su título y portada podría llevarlo a creer, Acid sigue siendo una de las fusiones más lejanas de música latina y soul jamás concebida.

Este disco es recomendado para aquellos que deseen disfrutar de la obra musical de Ray Barreto y sobre todo del Jazz Latino.


Barretto murió de insuficiencia cardíaca y complicaciones de múltiples problemas de salud el 17 de febrero de 2006. Su cuerpo fue trasladado a Puerto Rico, donde el Instituto de Cultura Puertorriqueña otorgó honores formales a Barretto y sus restos fueron cremados.

Con su muerte, su vida pudo haber terminado, pero su estrella brilla más que nunca en los cielos musicales dejando un legado con una extensa discografía y múltiples hazañas dentro del género.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.