Leyendo ahora:
The Weeknd y la historia de cómo marcó un antes y después en el Hot 100

The Weeknd y la historia de cómo marcó un antes y después en el Hot 100

El chart Hot 100 de Billboard es la codiciada lista en la que todo artista presente en el mercado americano quiere entrar. Fue iniciada en 1955 como una manera de unificar las ventas de tiendas de discos, las canciones más tocadas por DJs en las estaciones de radio y las canciones más reproducidas en las rocolas públicas de la época.

La lista de éxitos ha evolucionado mucho con el tiempo y actualmente tiene en consideración las ventas de tiendas físicas, las ventas de plataformas digitales, las reproducciones en servicios de streaming, la venta de merchandising y paquetes de tickets de conciertos y el radio airplay. Sin embargo su popularidad e importancia siempre se ha mantenido e incluso ha ido en alza con el fácil acceso a la información.

La lista Hot 100 funciona de una manera muy sencilla: usa distintos factores y mediciones para que un algoritmo decida cuál es la canción más popular en el mercado estadounidense. Ya que es bastante generalizado y enfocado a los gustos del público general, normalmente el paisaje de sonido del chart tendrá tendencias a ser bastante “pop” y “blando”. Ni siquiera en los años 70 a 90, cuando las legendarias bandas de rock, punk y metal estuvieron en su auge fue posible “destronar” a el pop del número 1.

Y es que el número 1 es el rey, es la canción que por una semana se puede decir que fue la reina de la masa de oyentes del país, el puesto más codiciado de la ya codiciada lista. El defensor del título. Y en la década de los 2010, una canción cambió la dinámica y le dio una vuelta a la tuerca del Hot 100. Esta fue The Hills de The Weeknd.

 

El contexto

 

Estas son las canciones que estuvieron antes que The Hills en el número 1. El chart se veía maldito para siempre a estar reinado por el pop y la música comercial. Aunque el rap estaba ganando mucha popularidad mainstream con artistas como Drake, Kanye West, J Cole, Kendrick Lamar y JAY Z, ya súper montados en el top y con ventas increíbles en sus discos, sencillamente no podían reclamar el trono del chart.

Kendrick tenía que colaborar con Taylor Swift, Eminem necesitaba un coro de Rihanna y una fórmula ya probada, Harlem Shake fue un meme, Macklemore era una desgracia para los verdaderos hiphopheads. ¿Qué faltaba para cambiar esto?


El factor de cambio: The Weeknd

 

Abel Makkonen Tesfaye nació en Toronto. Vivió su vida temprana en los barrios y vecindarios de bajos fondos en la zona metropolitana de la capital canadiense. Se salió del high school, robó Jordans con sus amigos para comprar drogas y vivió como indigente en apartamentos abandonados.

Sin embargo cuando le mostró sus primeras demos amateur a productores profesionales, el tipo tenía un talento vocal sin precedentes y una facilidad para crear melodías y letras cautivantes sin mayor problema.

Era el puente perfecto entre el rap y el pop. Temática y background propia de un rapero heavyweight pero con la accesibilidad de un vocalista chart topping.


 

The Hills: el hit que no debió ser, pero fue

 

The Hills fue debutada por The Weeknd en una presentación en vivo del festival SXSW. Este festival está normalmente enfocado a la cultura hip hop, underground, indie, rockera y alternativa. Tuvo un éxito inigualable y videos de la presentación adquirieron miles de visitas en YouTube.

Una noche del mayo de 2015 se filtraron en Internet tres canciones del disco de The Weeknd: la futura número 1 Can’t Feel My Face, la muy inspirada en el Rey del Pop In The Night y la versión temprana de Acquainted, Girls Born in the 90s.

¿Cómo respondieron The Weeknd y su equipo a esto? Lanzando inmediatamente The Hills. Una mezcla de trap con sonidos industriales e influencias de películas de terror. Gritos, baselines saturadas y agresivas, baterías bastante ruidosas, versos en amhárico (el idioma propio de la región de Etiopía, cuna de la familia de Tesfaye). Definitivamente no era el pop al que estaba acostumbrado el Hot 100.

Sin embargo, The Hills no entró inmediatamente al chart, reinaría luego de que su hermana Can’t Feel My Face le trajera algo más de público a The Weeknd.


El nuevo Hot 100

 

Es indudable que el triunfo de The Hills (que amasa ya 1.3 millardos de visitas en YouTube) le abrió las puertas e influenció al público a moverse más hacia los sonidos nuevos, más oscuros, más underground y agresivos.

Rockstar y Psycho de Post Malone, Panda de Desiigner, HUMBLE. de Kendrick Lamar, Black Beatles de Rae Sremmurd y Gucci Mane. SICKO MODE, This is America e incluso una canción por una chica pop que es 100% influenciada por el rap: 7 rings. El mercado y el público cambió y el listado refleja eso, pero si no fuera por The Hills, esta transición no hubiera sucedido tan fácilmente.

Quizá te interese:
Ads Vidaprimo

 

Comentarios de Facebook
Input your search keywords and press Enter.