Leyendo ahora:
“Vibras” de J Balvin tiene razones para considerarse un clásico instantáneo

“Vibras” de J Balvin tiene razones para considerarse un clásico instantáneo

Ya bajó la marea del hype y podemos hablar más objetivamente de Vibras, el reciente disco de J Balvin, y también del fenómeno en el que se ha convertido a nivel mundial y, en resumen, un clásico instantáneo.

Con 10 canciones, Balvin va al grano. Sus intenciones son clarísimas y más que respetables: quiere darle un vuelco a la música latina y esto se ha notado en que hasta el menos fanático le haya prestado atención al trabajo del colombiano.

Desde el intro, acompañado de la voz de Carla Morrison, sabemos que estamos frente a un álbum que no teme a experimentar dentro de un género que muchos dicen que parece estancarse y que gracias a este tipo de discos, encuentra nuevos aires para experimentar y expandirse.


Acá hay canciones para todo. Para dedicar y besar mientras estás bailando (En Mí, Dónde Estarás), para perrear (Peligrosa, Ambiente, Cuando Tú Quieras, Ahora) y otras, sencillamente, para bailar como te provoque (Mi Gente, Machika), pero el verdadero objetivo del disco queda claro desde su nombre: quiere que vibres, que te sientas diferente escuchando la música. Balvin dijo sobre su creación:

“El verdadero significado de este álbum, fue lo que está sucediendo con la música en español que se está haciendo global. El hecho de que hicimos un álbum donde los ritmos son tan increíbles que no tienes que entender lo que decimos, solo tienes que amar las canciones”


Las colaboraciones hacen que este disco también sea una locura. La española Rosalía deja su huella en Brillo, uno de los mejores tracks de Vibras. Zion y Lennox traen su buen aporte a No Es Justo, un tema que recuerda los momentos más brillantes del género urbano en la década pasada. Y ni hablar de Machika, la que tenía que haber sido la canción del Mundial de Rusia.

También tenemos Mi Gente, que quedó como una declaración de intenciones y un buen aviso para dominar al mundo en un futuro no muy lejano. Todos elevan la calidad de este disco y tienen su protagonismo sin restarle al de Balvin y su seductora voz.


Los logros de Vibras son más que loables, pues no solo es un disco bueno de principio a fin sin ningún relleno para alargar el tracklist y que se preocupó de que todas las canciones dejaran algo y que logró conciliar las opiniones entre el más callejero y el más alternativo. Vibras es un clásico instantáneo, un disco que atesoraremos hasta que el mismo Balvin decida que es tiempo de darle otro vuelco a la naturaleza musical de Latinoamérica.

Comentarios de Facebook
Input your search keywords and press Enter.