El poder de las voces femeninas: El rap de Oaxaca

El suroeste de México está comenzando a ser golpeado por olas de rap, pero no cualquiera, en este predominan los ecos de timbres femeninos en contra del machismo, una corriente feminista; el ritmo de Oaxaca llego para quedarse.

Ellas usan el rap como una manera de llamar la atención a problemas como la pobreza, la desigualdad de género y la privación de derechos a las comunidades indígenas. El entorno del rap en Oaxaca ha sido dominado por los hombres desde que se estableció, a principios de la década de 1990, con la influencia de artistas estadounidenses como Tupac Shakur, N.W.A y muchos otros.

La música hip-hop estadounidense terminó por abrirse camino en Oaxaca a través del intercambio de discos compactos y cintas entre familiares que viajaban a California ─como casi en toda américa─, donde se encuentra la colonia oaxaqueña más grande fuera de México.

Del brote de plataformas donde ahora puedes montar música desde cualquier parte del mundo, este grupo de chicas se abren paso a través de YouTube, SoundCloud, etc… para dar su opinión encima de ritmos con mensajes de protestas y conciencia.

Cynthia Pombo graba y practica en su habitación, su hija, de 4 años, suele sentarse en la cama a su lado para escuchar con atención cada palabra que recita su madre. Su influencia que más ha marcado su corta carrera ha sido la de su hermano, un b-boy. También estudia en la facultad de medicina. Su nombre artístico es Eriz, como la diosa griega.


Mare, la rapera que se identifica como zapoteca, comunidad indígena originaria de Oaxaca, dice que su madre, su abuela y su bisabuela han tenido un gran impacto en su música y su vida. Quejarse de las injusticias hacia la comunidad indígena y dar voz a las mujeres víctimas, son temas que predominan en las letras de sus canciones. Su disco SiempreViva se puede escuchar completo por YouTube.


Gloriel Villalobos de 26 años es otra exponente de esta corriente, es activista de temas como la justicia social y organiza talleres de rap en todo el estado. Conocida como Doma, con un estilo más smooth/jazz pero muy boombap, salida del SoundCloud.


Por último tenemos a Frizz, que conoció el hip-hop gracias a un tío que vivía en Estados Unidos y le trajo un álbum una vez que visitó Oaxaca. Su mayor influencia es Eminem. Es la única mujer de Bear House Company.

“El rap nos ha salvado a muchas y necesitamos que la gente lo sepa” ─ Frizz siendo entrevistada para el New York Times en español.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.