El monstruo del pantano por fin entró a la duela y firmó una actuación histórica para un rookie.

Pasaron días, semanas, meses, pero por fin llegó el día. Ayer por la noche, durante el recibimiento de los Pelicans a los San Antonio Spurs en el Smoothie King Center, Zion Williamson, el rookie sensación de la NBA, por fin hizo su debut oficial en la asociación con un anticipado y esperado nivel bestial. Sí, la profecia era real. En ese cuerpo de 1.98 metros y 129 kilogramos hay una leyenda en potencia.

 

El prospecto de Duke tuvo participación en prácticamente todos los cuartos del encuentro, aunque con minutos limitados en gran parte de ellos. Fue hasta el último cuarto donde le soltaron la correa y, entonces sí, Zion hizo lo que Zion sabe hacer. Sumó 17 puntos consecutivos, incluyendo cuatro triples, que dejaron sus números finales en 22 unidades con 4-4 desde el perímetro en menos de 18 minutos jugados.

 

No esperábamos menos, pero, para un novato de 19 años que se recupera de una fuerte lesión en la rodilla, sinceramente es demasiado. El monstruo del pantano rompió al menos un par de récords distintos relacionados a un rookie haciendo su debut en la NBA. Zion sumó el mayor número de puntos hechos por un jugador en su debut (habiendo jugado menos de 20 minutos) y, a la vez, es el único jugador con un 100% de efectividad desde la línea de tres el día de su estreno (con más de tres triples intentados).

Y así, comienza la fábula de un niñote en New Orleans. ¿El siguiente capítulo? Mañana en contra de los Denver Nuggets.

 

Sneakertopia banner

 

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.